Club Ferro Carril Oeste

Sumó un punto en una noche repleta de tarjetas

Ferro empató como visitante con Deportivo Anguilense en un partido que fue arbitrado por Fabián Salinas, de tendenciosa tarea, que terminó perjudicando a los dirigidos por Darío Portis.

El encuentro comenzó con normalidad en el estadio del fantinero, donde el verdolaga logró adelantarse en el marcador a los 18 minutos con un tanto de Gaspar Gentile, quien definió tras eludir al arquero local.

Con el correr de los minutos el referí del encuentro empezó a cargar de amarillas a la visita, y sobre el final de la primera etapa se desató la primera polémica, cuando tras un remate de Vasilchik, que iba dirigido al arco, la pelota dio en la mano de un rival y se marchó al tiro de esquina, que fue lo que señaló Salinas en vez de la pena máxima.

En la segunda etapa, tras un córner que fue sancionado en medio de reclamos porque debió haber sido saque de arco, el árbitro cobró penal para Anguilense y expulsó a Matías Narvallo por la supuesta infracción cometida. Instantes después, por reclamar, también le mostró la roja a Nicolás Hernández.
Daniel Eizaga remató desde el punto del penal e igualó las cosas en un tanto por lado.

Luego fue expulsado el arquero Emmanuel Pontet, que estaba amonestado y arrojó la pelota lejos, ganándose la segunda amarilla y por consiguiente la roja. Ferro se quedaba con 8 jugadores y también sin su entrenador Darío Portis, también expulsado.

En el final, los de la Liga Cultural fueron a buscarlo, y con varios tiros libres cercanos al área ferrocarrilera intentaron inquietar, pero Ferro supo manejar la situación más allá de lo vivido, y terminó sumando un punto.