Club Ferro Carril Oeste

Una noche inolvidable en la inauguración del Cebollitas

Como cada año, cientos de personas se congregan para la inauguración del tradicional Torneo de Fútbol Infantil Cebollitas 2000. Esta ocasión no fue la excepción, ya que quienes acudieron al Coloso de Barrio Talleres, presenciaron una maravillosa fiesta de apertura.

La noche comenzó con un despliegue aéreo impactante, que contó con el aterrizaje, dentro del estadio, de varios parapentes que portaron banderas tales como la de Ferro Carril Oeste y la de la República Argentina, entre otras.

Por su parte, luego de la presentación formal a cargo del locutor, hicieron su ingreso las autoridades presentes, destacándose la presencia del Intendente Municipal, Juan José Rainone.

También, hicieron ingreso las banderas de ceremonia portadas por deportistas de la Institución.

Acto seguido, se entonaron las estrofas del himno Nacional Argentino, culminando la canción al grito de “Viva la patria” por parte de todos los presentes.

Comenzó el color

A continuación, se produjo el ingreso de las delegaciones participantes del Torneo, a excepción de quienes, debido a la cercanía geográfica, viajan durante el día para competir y regresan a sus localidades.

El colorido de las delegaciones, y la alegría de los chicos, acompañados de música y en algunos casos baile, hizo levantar aplausos generalizados desde los cuatro costados del Estadio.

Comenzó el calor

Sin embargo, el plato principal, estaba reservado para el ingreso de Ferro Carril Oeste. Banderas, globos de helio, cotillón, y mucha energía al momento del ingreso, hicieron que el público estallara, y en medio de un clima festivo, nuestros niños, le subieron aún más la temperatura a la noche.

Un broche de oro Colosal

Así como el nombre del Estadio, el cierre fue digno de dicha denominación.

Una suelta de globos impactante, sumado al ritmo impuesto por el grupo de baile participante, fueron sólo una parte de lo que deparaba el cierre: “el show del robot”.

Sí, el robot, se robó todas las miradas, flashes, y aplausos en el cierre de la noche. Amenizado con juego de luces, provocó la algarabía de los más chicos, pero también de los mas grandes. Sumado a otro personaje de la fiesta, la mascota del Cebollitas. Ambos, con su ingenio y encanto, fueron ganando protagonismo dándole un cierre soñado a la inauguración.

Por último, se llevaron a cabo diversos partidos de la categoría Escuelita, para culminar cerca de las 11:50 horas de la noche. Noche que, demás está decirlo, quedará en el recuerdo de todos quienes formaron parte de la misma.